LOS 4 BÁSICOS

Con ellos, en tu función de Entrenador Personal, podrás crear e implementar un modelo de negocio, perfectamente engranado para ser rentable, en un tiempo breve, con una inversión mínima, y mantener esta rentabilidad de forma permanente.

 

Los 4 Básicos actúan sobre el negocio, y se fundamentan en los procesos que has de llevar a cabo como Entrenador Personal.

 

Los Cuatro Básicos son: Gestión, Ventas, Marketing y Finanzas.

GESTIÓN

 

La viabilidad de tu negocio a largo plazo depende de tu capacidad para generar y compartir procesos que sean efectivos, eficientes y replicables. 

VENTAS

 

Vender entrenamientos personales a tus clientes te da la oportunidad de hacer que trabajar contigo, suponga para ellos un antes y un después en sus vidas.

MARKETING

 

El marketing debe entenderse desde dos aspectos diferentes; por un lado tenemos qué quieres transmitir, y por otro lado cómo lo quieres transmitir.

FINANZAS

 

Tienes que  desarrollar tu inteligencia financiera lo suficiente para no cometer fallos irremediables en la toma de las decisiones económicas de tu negocio.

La personalización de

El Método CPT®

Un método riguroso, no rígido

La mayor efectividad de El Método CPT® se logra cuando se pone en práctica teniendo en cuenta cuáles son los inconvenientes que cada persona u organización tienen para su perfecta ejecución. Estos inconvenientes pueden estar enfocados principalmente en la estrategia, la acción, la constancia o la gestión de consecuencias. A continuación puedes ver la proporción que hemos encontrados estos inconvenientes en nuestro proyectos para una correcta implementación del modelo, y para saber vender entrenamiento personal.

Estrategia

Saber qué es lo que hay qué hacer es a lo que nos referimos con este punto. Además de ser crucial para empezar o renovar cualquier proyecto.

Acción

Una vez que sabemos qué es lo hay que hacer es fundamental pasar a la acción.

Constancia

La mayoría de las veces es imprescindible mantener haciendo lo que hemos empezado para alcanzar el éxito. No basta con el empujón inicial.

Consecuencias

Hay veces que lograr lo que deseamos tienes una serie de consecuencias, que si no sabemos gestionarlas nos llevará al fracaso.