Eres un privilegiado. Tener la gran fortuna de vender entrenamientos personales a tus clientes te da la enorme oportunidad de lograr un increíble impacto en su existencia; literalmente, puedes hacer que conocerte y trabajar contigo, suponga para ellos un antes y un después en sus vidas. Por ello, es imprescindibles que entiendas la venta de entrenamientos personales, como el único camino para hacer que tu cliente alcance sus objetivos.